Alertan sobre los peligros de Windows Vista, que dejará de recibir actualizaciones

TECNO

El sistema operativo lanzado por Microsoft en 2006, aún se utiliza en el 0,72 por ciento de las computadoras de escritorio en el mundo.
Windows Vista, el sistema operativo lanzado por Microsoft en 2006 y que aún se usa en el 0,72 por ciento de las computadoras de escritorio en el mundo, dejará de recibir el próximo martes nuevas actualizaciones de seguridad y opciones de soporte técnico, lo que según expertos lo vuelve "vulnerable a todo tipo de códigos maliciosos que pueden robar o dañar los datos".

Desde Microsoft aclararon en su sitio web que los equipos con Vista "seguirán funcionando, pero podría ser más vulnerable a los riesgos de seguridad y los virus", mientras que "cabe esperar que aumente también el número de aplicaciones y dispositivos que no funcionen con Windows Vista" a medida en que los desarrolladores se dediquen a nuevas versiones del mismo.

"Si tienes instalado Microsoft Security Essentials, seguirás recibiendo actualizaciones de firmas antimalware por un tiempo limitado. Sin embargo, ten en cuenta que Microsoft Security Essentials (u otro software antivirus) tendrá una eficacia limitada en los equipos que no tengan las últimas actualizaciones de seguridad", ejemplificaron.

"Sin actualizaciones, la PC es vulnerable a todo tipo de códigos maliciosos que pueden robar o dañar los datos. Lamentablemente, aunque se esté ejecutando un software de seguridad actualizado y de confianza, podría no ser capaz de proteger el sistema en forma integral a causa de vulnerabilidades del sistema no informadas y, por lo tanto, desconocidas", explicó a Télam Camilo Gutiérrez Amaya, jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

Según explicó, todos estos fallos de seguridad "no solo ponen en riesgo los dispositivos propios, sino los de otros usuarios con los que se interactúe. Las computadoras con un sistema operativo como Windows Vista pueden actuar como un trampolín para atacar a otros sistemas".

"Si bien es imprescindible que los usuarios protejan estos sistemas para los cuales ya no existen parches ni soporte, es aún más importante que los migren a versiones más recientes de Windows, que son más seguras", continuó el especialista de la firma de seguridad informática.

Sin embargo, no todos los usuarios del sistema operativo de Microsoft están en condiciones de pagar para actualizar a una versión más nueva, ni todas las computadoras cuentan con los requisitos de procesamiento que requieren las versiones más modernas de Windows.

"Otra alternativa, en estos casos, son los sistemas operativos de código libre; distribuciones como Ubuntu, Fedora, Sabayón y FreeBSD, entre otras, se encuentran disponibles para descarga y uso gratuito", señaló Gutiérrez Amaya.

"Este tipo de sistemas operativos son cada vez más compatibles con las aplicaciones que utilizan los usuarios y son una alternativa interesante que podría utilizar cualquier usuario", agregó.

El Vista dejó de ser vendido al público en octubre de 2011, cuando fue relegado como sistema operativo preinstalado en computadoras nuevas por el Windows 7. De todas formas, esa versión del sistema operativo continúa en uso en el 0,72 por ciento de las computadoras de escritorio del mundo, según la consultora digital Net Market Share, que si bien está lejos del 49,4% de equipos con Windows 7, del 25,3 con Windows 10 y el 7,44% con Windows XP, implica millones de equipos.

Desde 2011 Microsoft brindó revisiones automáticas y actualizaciones, práctica que será discontinuada la semana próxima para "invertir recursos en tecnologías más recientes para que podamos seguir ofreciendo estupendas experiencias nuevas", informó la multinacional por Bill Gates.

Esta metodología es habitual por parte de la empresa creadora de Windows, que publica con antelación la fecha en que deja de brindar protección a sus sistemas operativos: el 7 no tendrá más respaldo en enero de 2020, el 8 en enero de 2023 y el 10 en octubre de 2025.

La recomendación de migración a Windows 10 se da en sincronía con la estrategia de la empresa de presentarlo como su "ultimo" sistema operativo en términos tradicionales, que será actualizado con mayor asiduidad y que no será reemplazado. 


Ver todas las noticias