Pop up de emprendedoras cordobesas: una experiencia inédita en el país

CÓRDOBA

“Córdoba Tierra de mujeres Productoras” surgió en 2016 en el Paseo del Buen Pastor, para promocionar las diversas creaciones de mujeres productoras de toda la provincia. Este año la iniciativa llegó al Córdoba Shopping, permitiendo mostrar y vender esos productos en un centro comercial.

“Córdoba Tierra de mujeres Productoras” es una propuesta organizada por la Secretaría de Equidad y Promoción de Empleo de Córdoba que no registra antecedentes en el país. Desde su creación en 2016, recorrió las festividades más populares de la provincia, entre ellas el Festival de Peñas, las fiestas de las Colectividades y del Cristo de la Buena Muerte o las expo rurales. De esta manera, la iniciativa permitió visibilizar el trabajo y los productos de mujeres provenientes de todo el territorio provincial.

Un salto cualitativo e inédito como experiencia para las emprendedoras fue la tienda Pop-Up, gestionada por la mencionada Secretaría junto al Córdoba Shopping, perteneciente al grupo Irsa.

Para las mujeres productoras, la posibilidad de llegar a un local de shopping habría sido algo quizás inalcanzable sin la intervención del Estado. Sin embargo, y gracias también a la predisposición de las autoridades del centro comercial, el shopping de Villa Cabrera se transformó en el único espacio de comercialización destinado a mujeres emprendedoras de toda la provincia, que de este modo no sólo ha podido mostrar y comercializar sus marcas y productos, sino también generar networking y redes con otras mujeres, para potenciar sus negocios.

Así, 84 emprendedoras de todo el territorio provincial participaron en el pop up del centro comercial. Mujeres de Villa María, San Francisco, La Calera, Villa Allende, Alta Gracia, Villa Dolores y Córdoba capital comercializaron sus productos, con una facturación total que ascendió a 1.500.000 pesosdurante las trece semanas que duró.

En primera persona

Anita Barrionuevo, emprendedora del calzado, comenta que “en una semana en el shopping facturé el equivalente a un mes en mi showroom”.

Por su parte, las jóvenes diseñadoras de Rumba diseño de accesorios vieron el gran impulso que esta iniciativa dio a su marca. Del mismo modo, María Amuchástegui, de Blanquería, a sus 70 años, se mostró muy feliz de estar en el shopping y vender mucho más.

Los productos y el talento de las mujeres cordobesas (en rubros como blanquería, deco, accesorios, orfebrería, indumentaria, marroquinería) llegaron al centro comercial junto con historias de vidas que contar.

Tal es el caso de las que trabajan en familia, juntando a tres generaciones entre abuela, madre e hija, o las que comenzaron por casualidad. También está Louz, que siendo diseñadora industrial se dedicó a crear carteras.

Algunas buscan la oportunidad desde hace mucho. Tanto las artesanas, que realizan sus producciones a mano, como aquellas que implementaron la ciencia y la tecnología. Todas estas mujeres, unidas por la pasión de emprender, definieron al espacio como un “sueño hecho realidad”. 


Ver todas las noticias