COE: Se definieron los protocolos para las nuevas actividades exceptuadas

CÓRDOBA

COE: Se definieron los protocolos para las nuevas actividades exceptuadas
  • Son once las nuevas actividades liberadas que se suman a las excepciones de la cuarentena a partir de hoy.
  • Se determinaron los protocolos correspondientes para la higiene y seguridad en los rubros exceptuados.
  • También se destaca la posibilidad del desarrollo de teletrabajo, como medida de carácter temporal y extraordinaria, que se adecúe a la legislación laboral.
 

Conforme a las once nuevas excepciones aprobadas por el Gobierno Nacional, en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio por el COVID-19, desde el Centro de Operaciones de Emergencias de Córdoba, se trabajó en los protocolos como guías obligatorias para la correcta implementación de las acciones.

Dichos protocolos están dirigidos a los rubros de, cobranza, rentas, actividad registral nacional y provincial, producción para exportaciones, procesos industriales específicos, peritos, venta minorista, atención médica, odontológica y ópticas, laboratorios y centros de diagnóstico por imagen, establecimientos para víctimas de violencia de género y operaciones bancarias, que están exceptuadas de la cuarentena a partir del día de hoy. Los mismos fueron definidos a través de una reunión por teleconferencia, para así asesorar en prevención, higiene y seguridad en dichos ámbitos de trabajo, y reactivar de esta manera de a poco la actividad.

A través del protocolo de comercio se determinaron instrucciones específicas para supermercados, locales comerciales, instituciones bancarias, locales de comida y otras instituciones comerciales de atención al público. Las medidas de protección más importantes que abarca el protocolo, corresponden al cuidado del trabajador y el entorno del mismo, estableciendo un límite al número de personas en ambientes de trabajo, y el tiempo de exposición al mínimo indispensable. Se aclaran todas las medidas preventivas acordadas por las autoridades de salud respecto a los objetos personales en los ámbitos de trabajo, la vestimenta y el calzado, la limpieza y desinfección de superficies y ambientes. También se menciona la necesidad de contar con mecanismos de comunicación, difusión y actividades de concientización sobre las medidas de distanciamiento y prevención; y la importancia de brindar capacitaciones junto a los pasos a seguir en caso de que algún trabajador tenga síntomas.

Por otra parte, se destaca la posibilidad del desarrollo de teletrabajo, como medida de carácter temporal y extraordinaria, que se adecúe a la legislación laboral y no suponga una reducción de derechos.

Las instituciones abarcadas por este protocolo deben proveer de dispositivos de higienización tanto para el personal como para el público concurrente, disponer de una rutina de desinfección, facilitar el distanciamiento de los clientes, y brindar la posibilidad de entrega a domicilio. Respecto a los locales de comida, se específica la temperatura y la cadena de frío a cumplir respecto a los alimentos.

Por otra parte, se trabajó en el protocolo bioseguridad para la atención médica, odontología, análisis clínicos, diagnóstico por imágenes, donde detalla los cuatro kits disponibles a utilizar, según corresponda, por los administrativos con o sin atención al público, profesionales de la salud, farmacéuticos, paramédicos, choferes, camilleros, personal de rayos y de laboratorio, personal de limpieza, camareras, servicio de cocina y de mantenimiento. Los diferentes kits están compuestos por barbijos, guantes, antiparras, escafandras y batas; y se detalla cuál se usa en cada caso en particular, y los pasos a seguir para su correcta colocación y retiro del mismo.

Respecto a la actividad industrial, producción y exportación, se estableció un protocolo específico donde se detalla la clasificación de personal de acuerdo a los grupos de riesgo; implementación de dos turnos de 14 días rotativos; controles de acceso en zona interior, zona de control y zona de trabajo, estableciendo un área de cambio de vestimenta; normas de bioseguridad, que se clasifican en medidas de profilaxis como aquellas de higiene personal, y medidas sistémicas como la ventilación y temperatura; y el respectivo control de las disposiciones reglamentarias y normativa vigente, articulado con los ministerios y sindicatos. Se anexa una guía para empresas con lo mencionado, y donde se detallan las técnicas de limpieza de ambientes y de higienización de vehículos.

En cuanto a los establecimientos para víctimas de violencia de género, se confeccionó un plan de emergencia con 25 medidas extraordinarias que comprenden la asistencia, la protección, comunidad, comunicación y justicia. Algunas de ellas son las denuncias telefónicas, refugios para mujeres en situación de violencia, albergues para varones violentos, ayudas económicas, asistencia a niños y adolescentes, redes comunitarias, de acompañantes y municipales, entre otras.


 


Ver todas las noticias