Jackson se moría y su médico se distrajo hablando por telefóno

El médico personal de Michael Jackson, Conrad Murray, se distrajo hablando por teléfono tras suministrar el anestésico Propofol al cantante y al colgar descubrió que no respiraba, informó el diario Los Ángeles Times.

Horas antes de la muerte del cantante el 25 de junio, el
doctor le inyectó el fármaco, tal y como había hecho anteriormente sin que el artista sufriera complicaciones, y decidió abandonar la habitación en la que estaba el "rey del pop" para atender unas llamadas. Murray intentó reanimar al cantante al tiempo que el personal llamaba a los servicios de emergencia

A su regreso, Conrad Murray se encontró que Jackson había entrado en un paro cardiorrespiratoria e intentó reanimar al cantante al tiempo que el personal de la casa alertaba a los servicios de emergencia, según el testimonio de  fuentes
próximas a la investigación consultadas por el periódico californiano.

Murray, de 51 años, se había convertido en el médico de Jackson en mayo con un sueldo de 150 mil dólares mensuales y, según aseguró, sin saber específicamente qué requisitos conllevaba su trabajo.


Ver todas las noticias